jueves, 17 de octubre de 2019

Reseña: Wasted Words de Staci Hart

WASTED WORDS Staci Hart
(Austen #1)

Título: Wasted Words
Autora: Staci Hart
Saga: Austen #1
Género: Romance, Contemporáneo, New Adult
Formato: Digital
Páginas: 338
Fecha de publicación: 19 de mayo de 2016
Algunas verdades universales se niegan a ser ignoradas.

La mantequilla de maní y la gelatina son una combinación hecha en el Cielo. Los espaguetis y las albóndigas son los mejores amigos para siempre. Y los chicos como Tyler Knight no buscan a chicas como Cam Emerson.

Ella supo desde el momento en que lo conoció que él no pertenecía a su estantería, el ex tight end (ala cerrada) de dos metros con una cara tan americana que podría haber vendido pastel de manzana. Así que lo dejó en un estante junto a las supermodelos y las estrellas de rock y ocupó su lugar en su propio estante -el que tenía a los pálidos nerds amantes de cómics con ropa de franela. La mayoría de sus novios han existido entre las páginas de los libros, pero en lugar de preocuparse por su propia falta de vida amorosa, ella pone toda su energía en jugar a Cupido, usando su trabajo en el bar librería, Wasted Words, como su escenario.

Tyler Knight siempre mira el lado positivo. Su lesión que terminó con su carrera hizo que se convirtiera en un agente deportivo. Una ruptura horrible lo llevó a Cam, su peculiar e inteligente compañera de departamento que es mucho más bella de lo que ella se da cuenta. Ella dejó perfectamente en claro que no está interesada en él -al menos no así- pero si alguna vez cambia de opinión, él no dudará. Porque él no ve las líneas que ella ha dibujado entre ambos, por mucho que insista en que están allí. En el fondo, él sabe que a pesar de sus diferencias, son un muy buen partido.

* Una comedia romántica inspirada en Emma de Jane Austen *












Cam es una amante de los libros y el romance, con un don para leer a las personas y armar parejas. Tyler es un ex jugador de fútbol americano retirado tras una lesión, trabajando actualmente en representar a importantes deportistas. Ambos son mejores amigos conviviendo en el mismo espacio. Cuando descubren que sus sentimientos corren mucho más profundo que una simple amistad, Cam y Tyler deberán elegir si se atreven a dar el siguiente paso o si mantienen sus emociones en secreto para evitar un corazón roto.


"-Mientras nos tengamos el uno al otro, podemos sobrevivir a lo que sea -susurré, mi voz vacilante-. Sostente de mí."










Hacía tiempo que tenía este libro en mi TBR porque AMO las historias de Jane Austen, en especial Emma, y una versión moderna de este libro sonaba demasiado interesante. Lo había empezado hace unos cuantos meses atrás pero me terminé enojando porque los personajes no se parecían en nada a la esencia de los personajes de la historia original -o la trama, incluso. Pero ahora decidí abrir un poco más la mente y volver a empezar este libro... terminándolo esta vez.


"-Si ésto fuese a terminar en fuego, entonces deberíamos arder juntos."



La historia comienza con Cam armando parejas en el bar/librería en el que trabaja. Ella tiene un don para descifrar a las personas, además de ver todo el potencial romántico que ocultan. Cuando la gente necesita un empujoncito, ella se mete en el medio para unirlos y hacerlos felices.

Su mejor amigo y compañero de departamento es Tyler, un ex jugador de fútbol americano que tuvo que retirarse a una muy temprana edad debido a una terrible lesión. Así que ahora sigue trabajando en el ambiente deportivo, pero esta vez como agente de los jugadores.

Ambos no podrían ser más diferentes y sin embargo su amistad es inquebrantable. Pero cuando sentimientos románticos aparecen en medio, tanto Cam como Tyler deberán decidir si pueden arriesgarse a dar un paso hacia adelante... o quedarse en silencio por miedo a perder su amistad.

"La ansiedad desapareció, allí en sus brazos. Era uno de los lugares más seguros de todo el mundo."



Los personajes no me gustaron. Nop, para nada. Tyler me aburrió, lamento decirlo porque su ex justamente lo dejó por ser aburrido pero bueno, es la verdad. De todos modos, es un personaje increíblemente dulce y muy bonito, realmente adorable, lo que se dice una buena persona. Es paciente (y eso que necesitó de toneladas de paciencia en este libro) y comprensivo, apoyando a su mejor amiga todo el tiempo. Tyler me cayó muy bien, pero no fue un personaje que me hiciera suspirar ni que fuese muy memorable. Sin embargo, Cam me cayó muy mal. Su obsesión por meterse en la vida de los demás armando parejas, pasa de lo tierno a lo obsesivo y acaba con ella haciendo una rabieta cuando la gente elige por sí misma quién lo hace feliz, ofendiéndose porque no salieron las cosas como ella había planeado. Pero esta actitud que acaba siendo muy ególatra, no fue su peor atributo. Su indecisión acerca de Tyler fue lo que más me molestó.

Entiendo que su pasado le causó daño y por eso no puede avanzar, pero por favoooor. Se armó toda una serie de reglas para que no volviera a acabar con el corazón roto, enfocándose en no salir con chicos que sean diferentes a ella. O sea. Salir con alguien igual a vos es aburrido, para eso salgo conmigo misma (?. Y como Tyler es tan diferente a ella, tiene la idea de que no lo merece porque está fuera de su liga y va a acabar dejándola, a pesar de que él le repite que ella es la elegida y que siente algo muy fuerte y profundo por ella. Una y otra vez. Pero no, apenas él se aleja, ella empieza a pensar que la va a dejar y eso no es muy sano, tendría que vivir pegada a él las veinticuatro horas para no sentirse insegura. La verdad es que su comportamiento era muy extraño, y eso viniendo de alguien como yo que vive lidiando con la ansiedad y las inseguridades, pero ésto era demasiado. Iba y venía, iba y venía, hasta llegar a cansarme. Honestamente, me dejó mentalmente agotada. Además que el gran trauma que cambió su vida fue que el chico popular de la secundaria estuvo con ella, Cam le dio su corazón y luego él la dejó como si nunca hubiese pasado nada entre ellos... Bueno, eso pasa todo el tiempo. Es la secundaria, por favor. Y lo peor es que ni siquiera se enojó con el chico porque entendió lo que él le explicaba, que eran muy diferentes y él era popular pero ella no... o sea, mínimo tirale un café caliente encima, para no encomendarme demasiado a la violencia xD

"Mis pensamientos durante el día fueron algo así:
Ya quiero hablar con él.
Estoy segura de que está súper ocupado.
Me escribirá en cualquier momento.
Probablemente está muerto."


Entonces me encontré con una trama sin sentido que iba y venía por la indecisión de Cam, entre otras cosas. Eran dos amigos que ya desde el inicio tenían sentimientos el uno por el otro pero no se daban cuenta o no lo admitían o no pensaban que funcionaría entre ellos por ser tan diferentes. Y entonces dan el siguiente paso y la pareja ya estaba conformada a menos de la mitad del libro y la verdad es que no me podía imaginar qué más podría pasar en tantas páginas porque para mí ya estaba todo resuelto. Y ahí es cuando entran en juego las forzadas inseguridades de Cam.

La verdad es que la trama no tuvo un verdadero fundamento que te haga querer seguir leyendo o un sentido, para ser sincera. Se me hizo muy aburrida la historia y muy densa, no estoy segura de cuántas veces estuve a punto de abandonarlo. Pero fueron varias. Y es que estaba aburrida como una ostra y no me enganchaba para nada con el libro.

"No quería perder a Tyler, pero lo había hecho. Lo perdí simplemente porque no quería perderlo."


Los personajes secundarios tampoco me gustaron mucho. No sé cuál era el problema de Kyle la verdad, esperaba que se revelara porqué estaba siendo un imbécil tan grande pero aparentemente sólo es su naturaleza o algo así. Rose me gustó un poco más, además de Meg, la hermana de Tyler pero tampoco es que me hayan encantado.

Sentí que todo era muy superficial, no eran problemas reales ni personajes que parecieran muy realistas, incluso Tyler porque me parecía demasiado perfecto por momentos. Y la trama me resultó tan vainilla, sumada a la gran cantidad de drama que hay en la historia. Como que volvían a los mismos conflictos una y otra vez y yo estaba como: bueno, listo, ya entendimos. Se siente triste o nerviosa por tal cosa, sigamos adelante por favor. Hay momentos que ese estancamiento en una misma cosa me cansó demasiado y hasta me sacó de quicio.

"Te quiero, Cam. Quiero tu cuerpo, tu corazón, tu alma. Te daré a cambio el mío. Pero tienes que elegirme, justo aquí, justo ahora. ¿Confías en mí?"



Por otra parte, toda la parte romántica es muy dulce y hermosa. Quiero destacar que hay escenas bellísimas en este libro. Y muy dulces. Lo repito porque fueron extremadamente empalagosas y cursis y eso que a mí me gusta lo cursi, pero ésto era demasiado. Es como ver a una de esas parejas que parecen vivir en un arcoíris y ya expresan tanta dulzura en exceso que te dan ganas de vomitar. La verdad es que este libro me hizo rodar los ojos constantemente.

En cuanto a la comparación con Emma de Jane Austen... bueno, no creo que la autora haya captado la esencia de ninguno de los personajes, algunas cosas fueron muy diferentes pero también tomó ciertos elementos y frases que nos recordaron a este clásico. Para aquellos que aman ese libro, puede que les guste conocer una versión moderna que no sea Ni Idea. ¡Ay amo esa película!

Y el final me pareció muy exagerado y cliché, como sacado de una película hollywoodense. Fue realmente extraño, la verdad. Había tanto potencial en esta historia, pero para mí se quedó a medias. Incluso los trabajos de los personajes se me hicieron bastante aburridos y esperaba más al menos del de Cam. Y es que se trata de una librería en donde sirven tragos y realizan juegos temáticos, un sitio que me encantaría que existiera y que tiene muchísimo potencial para ser realmente creativo, pero siento que la autora no lo llegó a explotar. Honestamente, me resultó muy difícil terminar este libro porque se me hizo muy aburrido, pero tiene gran cantidad de puntuaciones altas en Goodreads así que supongo que depende del gusto de cada uno. Esta historia no fue para mí.


"Él estaba en todas partes, alrededor mío, dentro de mí, en mi corazón, en mi alma. Él era mío. Yo era suya. Y supe entonces que nunca me daría a alguien más."





Un libro basado en un clásico moderno que prometía mucho pero se quedó a medias. Personajes que no me gustaron mucho y a veces me sacaron de quicio en una trama que me resultó bastante densa y aburrida. Un romance muy hermoso y dulce, pero a veces demasiado empalagoso. Esperaba más de Wasted Words y me decepcionó bastante, aunque es un libro que está bien escrito y tiene sus cosas buenas. No fue para mí y es por eso que le voy a dar 2 plumitas.










Sobre la autora:

Staci ha sido muchas cosas hasta este momento de su vida: una diseñadora gráfica, una empresaria, una costurera, una diseñadora de ropa y bolsos, una camarera. No hay que olvidarse eso. También ha sido madre de tres niñas pequeñas que seguramente crecerán para romper varios corazones. Ella ha sido una esposa, aunque ciertamente no la mejor limpiadora ni la mejor cocinera. También es súper divertida en una fiesta, especialmente si ha estado bebiendo whisky, y su palabra favorita comienza con f, termina con k. Cuando no está escribiendo, está leyendo, jugando o diseñando gráficos. Puedes encontrarla en las redes sociales.




¿Les interesa leer este libro?
¿Les gustan las historias modernas inspiradas en clásicos?


No hay comentarios.:

Publicar un comentario