jueves, 17 de enero de 2019

Reseña: Cracked Kingdom de Erin Watt

CRACKED KINGDOM - Erin Watt
(The Royals #5)


Título: Cracked Kingdom 
Título en español: El Reino Destrozado (Oz Editorial)
Autora: Erin Watt
Saga: The Royals #5
Género: Romance, Contemporáneo, Juvenil
Formato: Digital
Idioma: Inglés
Páginas: 305
Fecha de publicación (en inglés): 27 de febrero de 2018
Goodreads - Amazon

Estos Royals te arruinarán.

Desde que Hartley Wright conoció a Easton Royal, su vida no ha sido la misma. Hay enemigos detrás de cada esquina y peligros más allá de cada puerta. Cuando la tragedia golpea y le roba la memoria, no puede confiar en nadie, ni siquiera en el chico de ojos azules que le promete que todo estará bien.

Porque mientras que la memoria de Hartley está llena de lagunas, sus instintos le dicen que Easton es peligroso. Ella no sabe si él es la serpiente en el jardín o su oportunidad de salvación. El caos que trae a donde sea que vaya es demasiado para manejar, los sentimientos intensos que evoca son demasiado confusos para desentrañarlos.

Easton quiere que ella recuerde. Hartley piensa que es mejor olvidar.

Ella podría estar en lo cierto.

Tragedia. Traición. Confianza. Hartley tiene que enfrentar los hechos -en este mundo, no puedes escapar de los Royals.

O vives según sus reglas o mueres por ellas.








Después del trágico accidente que cambió para siempre la vida de los gemelos y de Hartley, ambas familias deben seguir adelante. Sebastian resultó gravemente herido, ocasionando una crisis para los Royals. Mientras tanto, Hartley ya no es la misma y debe lidiar con una casa que se ha vuelto fría y peligrosa, intentando descifrar en quién puede confiar realmente. Easton se encuentra en el medio, tratando de mantener un balance entre las necesidades de su hermano y su familia, y las necesidades de Hartley. Tomar las decisiones correctas no es nada sencillo al estar luchando para no caer en un pozo profundo, mientras los eventos ocurridos pueden llegar a acabar con el reino de los Royals.









No sé porqué me tardé tanto en leer este libro. Quizás porque no quería terminar con esta bella saga, tal vez porque el libro anterior no me gustó tanto como los demás. Pero finalmente decidí que era el momento de leerlo.



La historia comienza justo en donde terminó el libro anterior. El terrible choque entre los autos de Hartley y de los gemelos Royal, los llevó al hospital con heridas serias. Sebastian es quien se encuentra peor, acabando en un desesperanzado estado de coma. Su gemelo está desconsolado y no se aparta de su lado, realmente se me rompió el corazón por Sawyer y me dieron ganas de entrar en el libro para abrazarlo.

Por otra parte, Hartley tiene una inesperada recaída en el hospital que cambia toda su vida para siempre. A partir de entonces, se siente como una desconocida en su propia piel sin lograr entender nada, viviendo en una casa en donde no es bienvenida y con un padre que es muy peligroso. La escuela no es la excepción a su miseria. Lejos de los Royals, desaparecidos por quedarse junto a su hermano en el hospital, Hartley es burlada y maltratada por sus compañeros, sin saber en quién puede confiar realmente. Las revelaciones acerca de su vida y de su familia podrían destruirla, pero no se detendrá hasta conocer la verdad.

Y en medio de todo ello se encuentra Easton, luchando contra sus adicciones, sin ser realmente comprendido. Estando entre medio de su novia y su hermano, con una familia que culpa a Hartley por el accidente.

"No estaba buscando un lugar, sino una persona. Había llegado a casa."


Pobre Easton, ha sufrido un montón en este libro. En toda la saga, de hecho. Es el hermano que más siente, y con cada libro ha ido cayendo más profundo. En esta ocasión, se siente perdido en sus adicciones al punto que todo comienza a salirse de control. Está desesperado porque Seb no despierta y su gemelo no reacciona, a menos que sea para culpar a Hartley por lo sucedido. Él no puede elegir un lado porque ama a su familia pero también se preocupa mucho por su novia. Y Hartley no se encuentra nada bien tampoco, por lo que debe estar allí para ella. Debe crecer y madurar de golpe para cuidar de todos, peleando con sus propios demonios cada día.

Es evidente que Easton tiene problemas, pero a nadie parece importarle, la verdad. La solución para todo es castigarlo y ese no es el modo de proceder con alguien que evidentemente necesita ayuda psicológica y que sufre adicciones. Todos lo tratan como un inmaduro, y terminada la saga aún no llegan a comprenderlo. Eso me molestó y también el hecho de que decidiera dejar de beber y consumir drogas de golpe y ya. Eso es imposible, es todo un proceso dejar una adicción. Fue raro.

Easton es tan divertido y encantador que siempre me gustó su personaje desde el inicio de esta saga. Me hace reír tanto o tan sólo sonreír tontamente y creo que se merecía más en estos dos últimos libros y no toda esa tonelada de dolor por la que tuvo que pasar. Callum lo cargó con una tonelada de responsabilidades sobre toda la familia sabiendo que tiene problemas y que como padre tendría que ser él quien se encargue de todo en lugar de desaparecer del panorama. Eso me molestó bastante.

"-Pero en serio, sé quién es mi familia. Gid, Reed, y los gemelos son mis hermanos. Ella es mi hermana. Callum es mi papá. Maria es mi mamá. Y tú, tú eres mi corazón."

Por otra parte, Hartley no terminó de gustarme demasiado, la verdad. Un poco más que en el libro anterior, pero tampoco es que la amé. En este libro es molestada por Kyle quien aún no comprendo de dónde salió ni porqué la odiaba tanto. Siento que le faltó un poco más de explicación a su comportamiento y de la misma manera otras cositas quedaron poco desarrolladas o fueron cortadas. Incluso me perdí un par de veces porque me parecía que me había salteado páginas, fue extraño.

Por otro lado, mi odio hacia Felicity va creciendo con cada capítulo, haciéndole la vida imposible a Hartley porque no soporta un rechazo. Esa chica está completamente loca. Y ni me hagan hablar de Lauren, que no la aguantaba pero desapareció completamente en este libro. Raro otra vez.

"Así que envuelvo mis brazos alrededor del sol y dejo que me caliente de adentro hacia afuera."


La primera parte de este libro fue un poco lenta, sumergiéndonos en el dolor y el sufrimiento de cada día. Hay muchísimo drama en esta historia y algunas partes me hicieron sufrir mucho. También hay romance y escenas muy tiernas y bonitas que me gustaron mucho. Las últimas páginas fueron las que más me encantaron porque estuvieron llenas de tensión y adrenalina, me tuvieron devorando las páginas con miedo o más bien terror de lo que iba a suceder y amenazando un poco a las autoras por lo que estaba pasando. Sólo un poquito.

La trama es bastante entretenida, es una lectura ligera y adictiva como el resto de la saga. Al inicio iba un poco perdida porque hace mucho que había leído el libro anterior y no me acordaba de muchas cosas, pero las autoras hacen un gran trabajo en ir reconstruyendo la historia y enseguida fui recordando y comprendiendo todo.

El final fue de infarto y el epílogo me gustó mucho, fue muy hermoso. Me dejó con ganas de tener un nuevo libro en esta saga con ciertos personajes que quedaron inconclusos. No quiero decirlo para no hacerles spoiler y he dejado de lado cosas que incluso aparecen en la sinopsis porque realmente las considero spoiler y si fuera mi caso, no me gustaría enterarme de ello por algo que no fuese el libro en sí.

Me gustó este libro, pero probablemente es el que menos me ha gustado de toda la saga. Insisto en que esperaba algo diferente para el personaje tan divertido de Easton. Aún me queda leer la historia corta de Gideon, así que supongo que no he terminado del todo con la saga.


"Ambos estamos sonriendo mientras vamos por caminos separados, y una vez más me sorprende la magia que es Easton Royal. La única persona en mi vida que, en lo malo o en lo bueno, nunca falla en poner una sonrisa en mi rostro.”







Un libro entretenido y adictivo, que comienza un poco lento y lleno de drama, pero que se va poniendo cada mejor hasta llegar a una última parte repleta de tensión y adrenalina. Personajes que amé y odié, con Easton siendo completamente adorable y hermoso. Un romance muy dulce, con escenas que me hicieron sufrir y otras que me hicieron sonreír... o que me dejaron confundida. Cracked Kingdom me gustó pero no tanto como los demás libros de esta saga. Es por eso que le voy a dar 3.5 plumitas.












Sobre las autoras:


Erin Watt es el seudónimo de las dos exitosas autoras Elle Kennedy y Jen Frederick unidas entre sí a través de su amor por grandes libros y una adicción a la escritura. Comparten una imaginación creativa. Su amor más grande ¿(además de sus familias y mascotas, por supuesto)? Pensar ideas divertidas -y a veces locas. ¿Su mayor temor? Separarse.




¿Leyeron o les interesa leer este libro? ¿Leyeron los anteriores?


1 comentario:

  1. Gracias por la reseña Excelente!! Si desde que empecé a leer la saga de Princesa de Papel me engancho, y leer este último libro será fantástico. Si me lo puedes enviar a mi correo personal (robsarby@gmail.com ) por favor y muchas gracias tus reseñas son unas de las mejores!!

    ResponderEliminar